Sao Paulo. El beneficio neto de Itaú Unibanco, el mayor banco privado de Brasil, bajó 0,5% en el primer trimestre comparado con los tres meses anteriores, hasta situarse en los 3.479 millones de reales (unos US$1.737 millones), según informó este martes.

La cartera de crédito total del banco aumentó 9,2% en relación al trimestre anterior y se colocó en 456.200 millones de reales (US$227.872 millones), pese a una bajada en los préstamos para compra de vehículos.

A nivel internacional, el volumen de préstamos de Itaú Unibanco aumentó 42,1% en Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

Al mismo tiempo el índice de morosidad, medido por créditos vencidos hace más de 90 días, cayó a un 4,5% en marzo, lo que supone una mejora de tres décimas en un trimestre.

La caída de la morosidad hizo que el banco redujera en algo más del 20% sus provisiones para créditos de riesgo, que sumaron 4.900 millones de reales en el primer trimestre (unos US$2.450 millones).

Frente a ese factor positivo se contrapuso la reducción del margen financiero del banco, explicó la entidad, que dijo que su rentabilidad con relación al patrimonio neto medio fue del 19,1% en el primer trimestre del año.

El banco se ha enfocado en extender préstamos de menor riesgo con la exigencia de más avales, según indicó en un comunicado Rogério Calderón, director Corporativo de Contraloría de Itaú Unibanco.

"Para el futuro, vislumbramos una participación cada vez mayor de esos segmentos, combinada con una política de control de gastos y una mejora de la eficiencia", añadió.

Los activos del banco superaron 1 billón de reales (unos US$500.000 millones), según el informe divulgado este martes.