México. La compañía Coca-Cola Femsa anunció hoy que registró un beneficio neto de 11.543 millones de pesos (unos US$873 millones) en 2013, un 13,4 % inferior al reportado en 2012.

En un reporte financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la mayor embotelladora de productos Coca-Cola en el mundo precisó que la utilidad bruta se ubicó en 72.935 millones de pesos (US$5.517 millones), un 6,3% superior a la registrada un año atrás.

Los ingresos totales sumaron 156.011 millones de pesos (US$11.801 millones) en 2013, un 5,6% por arriba del monto acumulado en 2012, a pesar del "difícil entorno de consumo, especialmente en Brasil y México", y de la volatilidad en las monedas, indicó la empresa.

En el cuarto trimestre del año pasado, el beneficio neto cayó 29% respecto al mismo periodo de 2012, al situarse en 3.066 millones de pesos (unos US$232 millones).

En tanto, la utilidad bruta subió 5,9% de octubre a diciembre pasado hasta los 19.918 millones de pesos (US$1.507 millones).

Los ingresos totales sumaron 43.240 millones de pesos (unos US$3.271 millones), una cifra 8,5% superior respecto a la reportada en el cuarto trimestre de 2012.

Al 31 de diciembre de 2013, la deuda bancaria a corto plazo alcanzó los 3.586 millones de pesos (unos US$271 millones), mientras que la de largo plazo se situó en 56.875 millones de pesos (unos US$4.302 millones).

La deuda total de Coca-Cola Femsa creció en 30.547 millones de pesos (unos US$2.310 millones) en comparación con el cierre del 2012.

Entre los eventos relevantes del 2013, la compañía citó la incorporación del grupo mexicano Yoli, las empresas brasileñas Fluminense y Spaipa, así como la embotelladora filipina de Coca Cola.

Dichas adquisiciones refuerzan "nuestra posición como el embotellador más grande de productos Coca-Cola en el mundo, ahora atendiendo a más de 346 millones de consumidores en 10 países de Latinoamérica y del sudeste asiático", indicó la firma.

"Estamos entusiasmados por el buen desempeño de volumen al inicio del año en Brasil y por la eficiente integración de los nuevos territorios", señaló el director general de Coca-Cola Femsa, John Santa María Otazua.

Sobre la operación en México, dijo que la siguen "ajustando" tras la imposición de un impuesto especial a las bebidas azucaradas a partir de este año.

Coca-Cola Femsa, que también produce y distribuye agua embotellada, jugo, té y cerveza, cuenta con 64 plantas embotelladoras y atiende a consumidores a través de cerca de 2,9 millones de distribuidores al mercado minorista con más de 120.000 empleados.