Río de Janeiro. El Itaú Unibanco, mayor banco privado de Brasil, obtuvo en el tercer trimestre un beneficio neto de 5.404 millones de reales (unos US$2.251,7 millones), con un crecimiento del 35,3% respecto al mismo período del año pasado, informó este martes la entidad.

El lucro del tercer trimestre fue un 10,3% mayor que el del segundo trimestre de este año, según el comunicado enviado por el Itaú a sus accionistas.

Las ganancias acumuladas en los nueve primeros meses del año sumaron 14.722 millones de reales (unos US$6.134,2 millones), valor en un 33,2% superior al del período entre enero y septiembre del año pasado.

El aumento de los beneficios del considerado mayor banco privado de América Latina tanto en el trimestre como en el año fue atribuido al crecimiento del crédito y a la caída de las tasas de impago.

La cartera de crédito del banco sumaba a finales de septiembre 428.832 millones de reales (unos US$178.680 millones), con un crecimiento del 10,8% en relación a junio de este año y del 3,4% en la comparación con el mismo mes del año pasado.

El Itaú calcula que debe terminar el año con un aumento del 8% en sus créditos.

Por su parte, la tasa de impagos, que refleja el porcentaje de deudas por recibir vencidas hace más de tres meses, cayó desde el 3,9% en septiembre del año pasado hasta 3,4% en junio de este año y hasta el 3,2% a finales del tercer trimestre.

Se trata de la menor tasa de impago desde que el Itaú se fusionó con el Unibanco, en 2008.

Según el balance del banco, los activos de la entidad al final del tercer trimestre llegaban a 1,157 billones de reales (unos US$482.315,4 millones), con un crecimiento del 6,9% con respecto a septiembre del año pasado y que lo confirman como el mayor banco privado de Brasil y de América Latina.

Su patrimonio líquido era de 90.776 millones de reales (unos US$37.823,3 millones) en septiembre, valor en un 15,99% superior al del mismo mes del año pasado.