China Southern Airlines, la mayor aerolínea del país por número de pasajeros, informó hoy sábado que sus beneficios netos cayeron un 42,44% interanual en el primer trimestre de 2017, hasta los 1.550 millones de yuanes (cerca de US$220 millones).

En un informe presentado a la Bolsa de Shanghai, la firma atribuyó la caída de las ganancias al creciente precio de combustible a nivel global en los primeros tres meses del año.

En el primer trimestre, los ingresos de la compañía subieron un 10,58% interanual y alcanzaron los 30.970 millones de yuanes (US$4.491 millones), según el informe. El beneficio por acción fue de 0,16 yuanes.

Los títulos de la aerolínea cayeron un 0,52% el viernes en la Bolsa de Shanghai y cerraron en 7,7 yuanes.

El operador estatal, que tiene su base en la ciudad meridional de Guangzhou, anunció a finales de marzo que American Airlines dedicaría US$200 millones a la adquisición de acciones de la empresa, que está impulsando su proceso de su reforma de propiedad mixta.