Madrid. Criteria, holding de participaciones de la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona (La Caixa), anunció este viernes un descenso del 12% en su ganancia neta del primer trimestre en un contexto de menores ítemes extraordinarios.

Criteria también reportó un crecimiento de 8% en términos recurrentes.

En vísperas de su reconversión en banco, Criteria dijo que su ganancia neta consolidada entre enero y marzo cayó a 410 millones de euros, un 12% menos que en el primer trimestre de 2010.

El descenso se vio condicionado por las plusvalías de 121 millones de euros registradas en 2010 por desinversiones.

El futuro embrión de la nueva Caixabank añadió que la ganancia recurrente neta aumentó en 8% a 369 millones de euros.

El resultado atribuible a la cartera de participadas aumentó un 12% a 418 millones de euros mientras el valor neto de sus activos a cierre del trimestre se situaba en 18.851 millones de euros, equivalente a 5,61 euros por acción.

En el marco de la reestructuración del sistema financiero anunciada por el gobierno, La Caixa está llevando a cabo un complejo proceso de transformación que pretende culminar en verano de este año.

A través de éste será titular de 81,1% de la que será una de las principales entidades de crédito cotizadas en España al traspasar a Criteria, su filial cotizada, el negocio bancario.

A última hora del jueves La Caixa dijo que su asamblea general aprobó la reorganización del grupo en un plan que incluye la proyección de emitir obligaciones necesariamente convertibles en acciones de Criteria/CaixaBank para mejorar los ratios de capital del banco.

Con la intención de emitir hasta 1.500 millones de euros en una operación con desembolso previsto para junio, la emisión permitirá mejorar el capital central de la entidad hasta el 10,9%.

La mitad de los bonos vencerán a los 18 meses, mientras que el resto tendrá un vencimiento de 30 meses desde el desembolso.

Según el plan de la entidad, en Criteria, que se reconvertirá en CaixaBank, se incluirán las participaciones financieras, el negocio de seguros y las participaciones industriales que atesora en Telefónica y Repsol con un valor contable de 20.300 millones de euros, de la que han segregado además los activos inmobiliarios.

En el marco de la reestructuración Criteria también aprobó el nuevo sistema que permitirá cobrar al menos dos de los dividendos anuales en acciones, para lo que solicitará permiso a la junta para emitir unos 172 millones de euros.