Los beneficios de Endesa Chile cayeron 11,0 % entre enero y septiembre de 2014 respecto del mismo período del año anterior, al totalizar 188.119 millones de pesos (unos US$321,5 millones), informó este lunes la compañía.

La firma, que participa en el negocio de generación de electricidad en Chile, Argentina, Colombia y Perú, atribuyó la reducción a mayores costos por compra de energía y consumo de combustible, fundamentalmente en Chile, y de una mayor diferencia de cambio negativa.

Además, según un comunicado enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros, el resultado de explotación (EBIT) durante los nueve primeros meses de 2014 alcanzó los 621.914 millones de pesos (unos US$1.063,10 millones), 18 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Endesa Chile, que tiene su casa matriz en Santiago de Chile y posee activos en Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú, también informó que entre enero y septiembre de este año el resultado financiero alcanzó un gasto de 130.923 millones de pesos (unos US$223 millones), 17 % más que en 2013, principalmente por un mayor gasto por diferencia de cambio en Chile y Argentina.

Sus ingresos en el periodo analizado alcanzaron los 1.809.886 millones de pesos (unos US$3.093,8 millones), 24 % más respecto a igual periodo del año anterior, a raíz de un mayor precio medio de venta de energía en Chile, Colombia y Perú, unido a la incorporación de Gas Atacama en el perímetro de consolidación de Endesa Chile por 64.562 millones de pesos (unos US$110,36 millones).

En tanto, la generación neta de energía disminuyó 1 % hasta los 37.344 gigavatios hora (GWh).

Endesa Chile es filial del grupo Enersis, el brazo inversor en Latinoamérica de Endesa España, que a su vez está controlada por la italiana Enel.