Santiago de Chile. Los beneficios de Endesa Chile cayeron un 7,3% durante el primer semestre de 2014 respecto del mismo período del año anterior, al totalizar 92.737 millones de pesos (unos US$165,6 millones), informó este jueves a última hora la compañía.

La compañía, que participa en el negocio de generación de electricidad en Chile, Argentina, Colombia y Perú, atribuyó la reducción a un mayor costo por compra de energía, fundamentalmente en Chile y de una mayor diferencia de cambio negativa.

Además, según un comunicado enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros, las ventas de energía disminuyeron en un 1% hasta los 26.877 gigavatios, como consecuencia principalmente de las menores ventas físicas en Colombia y Argentina.

Endesa Chile, que tiene su casa matriz en Santiago de Chile y posee activos en Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú, también informó que en el segundo trimestre del año obtuvo una ganancia por 56.834 millones de pesos (unos US$101,4 millones), un 55% más en el mismo período del 2013.

Sus ingresos en el primer semestre alcanzaron los 1.105.949 millones de pesos (unos US$1.974,9 millones), un 10% más respecto a igual periodo del año anterior, mientras que en relación al segundo trimestre del año, sus ventas aumentaron un 16% al totalizar 601.596 millones de pesos (unos US$1.074,2 millones).

Endesa Chile es filial del grupo Enersis, el brazo inversor en Latinoamérica de Endesa España, que a su vez está controlada por la italiana Enel.