Washington. Ford tuvo unos beneficios netos de US$1.611 millones en el primer trimestre del año, 15,4% más que en el mismo periodo de 2012, gracias a los buenos resultados de la compañía en Norteamérica.

El fabricante de automóviles informó que en los tres primeros meses del año sus ingresos ascendieron a US$35.800 millones, 10,4% más, y que sus beneficios antes de impuestos sumaron US$2.146 millones.

Los ingresos de Ford en Norteamérica fueron US$22.300 millones, US$3.700 millones más que en 2012, lo que permitió que los beneficios antes de impuestos en la región ascendiesen a US$2.442 millones, 14,4% de aumento.

La empresa destacó que los beneficios antes de impuestos en Norteamérica fueron los más elevados de cualquier trimestre desde el 2000. Ford espera que durante el resto del año, sus resultados en Norteamérica mantengan la misma tendencia y que los resultados antes de impuestos sean superiores a los de 2012.

Pero mientras que en Norteamérica Ford tiene resultados récord, en Sudamérica y Europa el fabricante está sufriendo problemas.

En Sudamérica la empresa tuvo unas pérdidas antes de impuestos de US$218 millones, frente a los 54 millones de ganancias en 2012, tras ingresar US$2.300 millones, 100 millones menos que hace un año.

En Europa las pérdidas fueron superiores, US$462 millones, US$313 millones más que en 2012, tras ingresar US$6.700 millones, 500 millones menos que en el mismo trimestre del año pasado.

Ford dijo a través de un comunicado que las pérdidas en Europa "reflejan los costes estructurales más elevado, incluidos los efectos de la reestructuración (principalmente la acelerada depreciación), y gastos más elevados de pensiones debido a tasas de descuento más bajas".

Para el conjunto del año, Ford Europa espera acumular US$2.000 millones de pérdidas.

Pero la empresa también señaló que el plan de reestructuración en Europa está progresando de forma "sólida" y que los nuevos vehículos introducidos desde octubre de 2012 están teniendo buenos resultados.

En Sudamérica, Ford achacó el grueso de sus pérdidas al cambio desfavorable de divisas, "la mayoría relacionado con Venezuela, incluido el impacto de la devaluación del bolívar" así como el debilitamiento monetario de Argentina.

En la región de Asia Pacifico África, Ford ganó US$6 millones tras aumentar sus ingresos de US$2.300 a US$2.600 millones durante el periodo.

Por otra parte, Ford Motor Credit, el brazo financiero de Ford, aumentó sus beneficios un 12,1% hasta alcanzar US$507 millones antes de impuestos.

Alan Mulally, el presidente de Ford, dijo a través de un comunicado: "seguimos esperando que 2013 sea otro año fuerte, a medida que avanzamos en el fortalecimiento de nuestra gama global de productos y mejoramos la competitividad de nuestras operaciones".