Francfort. E.ON, el mayor grupo de servicios públicos del mundo, reportó utilidades operacionales para el primer semestre que superaron las expectativas por un mejor rendimiento en los negocios de gas y energía, tanto en Gran Bretaña como en los países nórdicos.

Las ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos (EBIT) durante los primeros seis meses del año subieron un 11% por ciento a 6.100 millones de euros (US$8.020 millones), según informó el miércoles E.ON.

La cifra es más que el promedio de 5.860 millones de euros estimado por analistas en un sondeo de Reuters.

"Particularmente a la vista del desarrollo de las futuras ganancias en su negocio de gas, E.ON sigue esperando que la EBIT ajustada para todo el 2010 se incremente entre un 0% y un 3% y que la ganancia neta ajustada esté en el nivel del año anterior", dijo la compañía alemana en un comunicado.

Las acciones de E.ON cotizan a 9 veces las ganancias estimadas para los próximos 12 meses, según Thomson Reuters StarMine, un descuento de un 49% frente a 18 de sus pares, incluyendo a la italiana Enel y a la francesa EDF