Santiago de Chile. Los beneficios de Minera Escondida, la mina privada más grande de Chile y controlada por la firma australiana BHP Billiton, sumaron US$2.020 millones entre enero y septiembre de 2014, un 10% menos respecto del mismo período del año anterior, según informó la misma empresa.

En tanto, la producción de cobre logró 880.823 toneladas métricas (654.245 toneladas de concentrado de cobre y 226.578 toneladas de cátodos de cobre), lo que supuso una caída de un 2% respecto a los nueve primeros meses del 2013.

Los ingresos ordinarios asociados a ventas fueron US$6.075 millones durante el periodo analizado, lo que significó una disminución de un 5% en comparación al mismo periodo del año 2013.

Todo esto como consecuencia de la disminución del precio del cobre en el año 2014, según un comunicado de la empresa.

Asimismo, el resultado por actividades de operación fue de US$2.637 millones, un 10% menos en comparación con el mismo periodo de 2013.

Además, entre enero y septiembre Minera Escondida pagó al Fisco chileno, en impuesto a la renta y específico minero, un total de US$610 millones, cifra que representa una caída del 12% frente a los primeros nueves del 2013.

Durante el periodo comprendido entre enero-septiembre de 2014 el precio promedio de la libra de cobre en la Bolsa de Metales de Londres fue de 3,5 libras, valor que es 6% menor al promedio de 3,35 libras registrado durante el mismo periodo del 2013.

Escondida, situada a unos 1.500 kilómetros al norte de Santiago y a más de 3.000 metros de altitud, produce más de un millón de toneladas de cobre al año, equivalente casi el 7,0% del total mundial.