Chicago. Wal-Mart Stores reportó el martes su quinto trimestre consecutivo de caída en sus ventas comparables y dijo que se enfocará en recortar los gastos para impulsar sus ganancias este año, debido a que la confianza del consumidor permanece débil.

La mayor cadena minorista del mundo presentó una ganancia superior a la esperada para el segundo trimestre y elevó sus pronósticos para todo el año, ayudada por recortes de gastos y crecimiento en el mercado internacional.

Pero los analistas cuestionaron la capacidad de Wal-Mart para seguir bajando sus costos para impulsar a las ganancias en un escenario de menores ventas en Estados Unidos.

"Pese a que elevaron sus previsiones para todo el año ¿Cuánto más podrán recortar los gastos operativos?", dijo Brian Sozzi, analista de Wall Street Strategies.

Wal-Mart dijo que su estrategia de ofrecer por corto tiempo descuentos en cientos de productos en sus tiendas de Estados Unidos no consiguió elevar las ventas como se esperaba. En julio, la cadena decidió volver a enfocarse en su lema de "precios bajos todos los días" para atraer a los consumidores.

"La lenta recuperación de la economía seguirá afectando a nuestros consumidores, esperamos que se mantengan cautelosos en el gasto", dijo el presidente ejecutivo de Wal-Mart Mike Duke en un comunicado.

Bajos ingresos. El presidente financiero Tom Schoewe dijo que Wal-Mart elevó su pronóstico de ganancias para todo el año en base a su sólido desempeño operativo en la primera mitad del año.

Wal-Mart dijo que su ganancia fue de US%3.600 millones, o US$0,97 por acción, en el segundo trimestre.

Los analistas, en promedio, esperaban una ganancia por acción de US$0,96, según Thomson Reuters.

El mismo lapso del año pasado, la empresa reportó ganancias de US$3.480 millones, o US$0,89 por acción.

Los ingresos subieron a US$103.730 millones, frente a las previsiones de los analistas de US$105.329 millones.

Las ventas en las tiendas abiertas al menos un año en Estados Unidos cayeron un 1,8%. Wal-Mart además elevó su pronóstico de ganancias por acción para todo el año a entre US$3,95 y US$ 4,05 frente a una previsión en un rango de entre US$3,90 y US$4.

Las ventas internacionales subieron un 11%, ayudadas por un fortalecimiento en México y la apertura de nuevas tiendas en Brasil y China. Sobre una base constante, las ventas en la unidad subieron un 7,3%.