Santiago. BHP Billiton mostró este martes preocupación por la fragilidad del sistema eléctrico de Chile y advirtió que podría golpear el ritmo de inversiones en el sector minero del mayor productor mundial de cobre, aunque afirmó sus proyectos de expansión en el país.

BHP Billiton controla en Chile a Escondida, el mayor yacimiento mundial de cobre, para el que anunció recientemente inversiones junto a sus socios por US$4.500 millones para expandir la mina.

"Tenemos energía para los proyectos que están hoy en curso", dijo a periodistas el jefe de Metales Base de la firma, Peter Beaven.

Sin embargo, el ejecutivo destacó que los problemas con proyectos eléctricos que están en marcha podrían afectar las inversiones en general.

"La pregunta es qué estamos haciendo. La pregunta no es qué va a hacer BHP sobre eso, sino lo que el país está haciendo al respecto. Es un tema importante para el país que necesita ser resuelto", afirmó.

La industria del cobre ha alertado que los planes de ampliar la capacidad instalada de generación eléctrica estarían rezagados respecto del cronograma de demanda de nuevos proyectos mineros.

Algunos importantes proyectos de energía han sufrido retrasos por demandas legales y protestas de comunidades y grupos ecologistas.

Sin embargo, esos planes son vitales para sostener los US$100.000 millones en inversiones que la Sociedad Nacional de Minería espera que el país reciba hasta el 2020.

Con sus inversiones en Chile, BHP busca elevar la producción de Escondida a 1,3 millones de toneladas para mediados del 2015, luego de desplomarse un 25% en el 2011, a 819.261 toneladas, por menores leyes de mineral y un paro de sus operarios.

Escondida está ubicada a 170 kilómetros al sureste de la norteña ciudad de Antofagasta, a 3.100 metros de altura. Además de BHP, participan en la empresa Rio Tinto, JECO Corporation y JECO 2 ltd.