Sidney. Rio Tinto y BHP Billiton quedaron un paso más cerca de un emprendimiento conjunto de US$116.000 millones, luego de que el gobierno de Australia Occidental aprobó el plan a cambio del pago de mayores regalías mineras.

Rio y BHP aún están esperando que los reguladores antimonopolio de Canberra a Bruselas y a Pekín aprueben la alianza, que les permitirá formalizar la producción conjunta en el mayor depósito mundial de mineral de hierro del mundo.

Pero el acuerdo con el mayor estado minero de Australia marca la superación de un obstáculo grande antes de formar la asociación, destinada a ahorrar US$10.000 millones en costos duplicados.

"La capacidad de obtener mineral de hierro de cualquiera de nuestras minas y la flexibilidad en el uso de la infraestructura de trenes y puertos serán grandes habilitadores de nuestras operaciones", dijo Marcus Randolph, presidente ejecutivo de Hierros y Carbón en BHP Billiton.

Las firmas formalizarán la producción conjunta en el mayor depósito mundial de mineral de hierro del mundo.

El acuerdo con Australia Occidental, un estado controlado por la oposición, se produjo en medio de una disputa entre las mineras australianas y el gobierno federal sobre planes para imponer un impuesto nuevo.

Las mineras dijeron en distintos comunicados del lunes que pagarían al gobierno estatal regalías de 5,625% sobre los ingresos por ventas de mineral de hierro de mayor calidad y 5% sobre el mineral de menor calidad.

"Estos incrementos de las regalías simplemente confirman que las empresas mineras saben que los australianos no han estado recibiendo un retorno justo por sus recursos no renovables, especialmente dados los grandes incrementos de precios en los últimos años", dijo el tesorero australiano, Wayne Swan.