“Las inversiones en infraestructura, tanto públicas como privadas, han caído en la región y el déficit se ha agravado. Hacen falta inversiones muy importantes porque la demanda sigue creciendo al 5% anual promedio”, advirtió Alberto Levy, especialista líder en Infraestructura del BID.

Al disertar en el Congreso de Energía, que concluyó este jueves en Buenos Aires, en el marco de la exposición Oil & Gas 2011, el especialista precisó que Latinoamérica necesita invertir US$20.000 millones al año en el sector eléctrico.

“Necesitamos reemplazar e instalar cien mil megavatios que representan unos US$11.000 millones; en transmisión, unos US$3.000 millones; y en distribución, US$6.000 millones todos los años y esto no ocurre”, afirmó.

Levy precisó que en América Latina la inversión anual en infraestructura eléctrica es cercana al 2% del Producto Interior Bruto (PIB) cuando el promedio mundial de los países en desarrollo es de “dos veces y media esa cantidad”.

Según el experto, solo para mantener la infraestructura existente la región debe invertir el 1% de su PIB, mientras precisa una inversión adicional del 1,5% del PIB para el desarrollo de nuevas infraestructuras.