Uruguay aumentará la inversión privada en innovación e incrementará el número de nuevas empresas exitosas e innovadoras con un préstamo de US$8 millones aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los fondos financiarán el Programa de Apoyo a Futuros Empresarios con el fin de motivar a unas 10.000 personas para que inicien nuevos negocios.

Asimismo, se financiarán nuevas incubadoras de empresas, 20 proyectos liderados por emprendedores radicados en el exterior —uruguayos o de otras nacionalidades— interesados en instalarse en Uruguay.

También asegurará la continuidad de líneas de apoyo que actualmente tiene el país y permitirá respaldar otros 108 proyectos de emprendedores y nuevas empresas.

El jefe del equipo del proyecto del BID, Pablo Angelelli, afirmó que el programa “dará un nuevo marco estratégico para articular y potenciar los esfuerzos que Uruguay viene realizando para construir un ecosistema que favorezca la creación de nuevos emprendimientos innovadores y con proyección global”.

El objetivo es la cultura emprendedora, la coordinación y especialización de una red de instituciones locales de apoyo al emprendimiento denominada Red Emprender, la implementación de una política de emprendimiento a mediano plazo, y apoyará el desarrollo inicial de emprendimientos a través de la creación de nuevas incubadoras de empresas y el financiamiento de nuevos proyectos empresariales.

Se prevé efectuar campañas de sensibilización y comunicación para difundir el programa y despertar vocaciones emprendedoras.

Para ello, se realizarán convocatorias anuales a proyectos de instituciones dedicadas al fomento del emprendimiento para financiar actividades de promoción de la cultura emprendedora, apoyo al diseño y gestación de nuevos negocios, y pre incubación de empresas.

El crédito del BID de US$8 millones tiene 25 años de plazo, con 5,5 años de gracia y una tasa de interés basada en LIBOR.