El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció ayer la aprobación de un préstamo de US$70 millones para mejorar los servicios educativos en Panamá.

Los fondos irán destinados al desarrollo de infraestructura innovadora en 47 comunidades de Panamá, que beneficiará a más de 38.000 estudiantes.

“La meta es ampliar la oferta educativa e incentivar a los alumnos en áreas marginales e indígenas para que completen la educación básica”, indicó el organismo multilateral.

De acuerdo con datos del BID, un tercio de los jóvenes panameños de entre 13 y 17 años está fuera del sistema educativo.

Con este préstamo se financiará la ampliación y equipamiento de centros escolares, se construirán dos escuelas modelo con un nuevo enfoque pedagógico y gestión educativa, y se capacitará al personal administrativo y educativo. El BID recuerda que solo el 62% de las escuelas en Panamá tiene agua potable y solo la mitad posee servicios sanitarios suficientes, reporta el periódico Panamá América.