La ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado y el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Bolivia, Alejandro Melandri, firmaron un contrato de préstamo de hasta US$100 millones para el financiamiento del estatal “Programa de Electrificación Rural II”.

De acuerdo con un boletín institucional, la iniciativa permitirá incrementará la cobertura y acceso a la energía eléctrica en el área rural, aspecto que va a contribuir en la reducción de los niveles de pobreza.

“Éste es un préstamo que tiene mucha relevancia para los beneficiarios, porque hablamos de municipios a los que les cuesta demasiado dinero acceder a estos servicios. En algunas comunidades, ya se desarrollan actividades productivas y no tienen la suficiente potencia para alimentar a sus plantas de procesamiento. Es una operación muy esperada”, afirmó Prado.

Por su lado, el representante del BID manifestó: “Los proyectos de electrificación muestran eso: que, entre la inversión y el impacto en los individuos, el trayecto es más corto. Y el impacto que resulta de esas inversiones es impresionante”.

La ejecución del Programa estará a cargo del Viceministerio de Electricidad y Energías y Alternativas dependiente del Ministerio de Energías y de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).

Además, se financiará proyectos  de extensión de redes de distribución eléctrica monofásica y trifásica en tensiones menores a 69 kilovatios. Los proyectos considerarán, entre otros, demandas residenciales, comerciales y alumbrado público. La conexión con los beneficiarios a la red estará a cargo de las empresas operadoras de acuerdo a la normativa vigente.