Bilbao. El diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, ha afirmado este jueves que sería "difícilmente entendible para la sociedad vasca" que el grupo chileno Ecomac no resultara el adjudicatario de la planta de Edesa al considerar que es la única que "se interesa" por esta fábrica y cuenta con "el apoyo político e institucional".

En una rueda de prensa ofrecida junto a Daniel Mas, presidente de Ecomac, y a Gonzalo Urquijo, gerente de este grupo, en el Palacio Foral, Bilbao ha apuntado que la Diputación mantiene "su compromiso" de habilitar un aval de hasta tres millones de euros para financiar el capital circulante de Edesa.

Acompañado también por el diputado foral de Promoción Económica de Bizkaia, Imanol Pradales, Bilbao ha recalcado que la oferta de Ecomac tiene el apoyo "inequívoco y unánime" de los trabajadores de Edesa y del respaldo de todos los grupos políticos de las Juntas Generales.

Por todas estas circunstancias, ha considerado que goza de "todas las condiciones para que sea aprobada en el proceso concursal".

"Se dan todas las condiciones para que Edesa se adjudique a Ecomac. Si no fuera así, sería difícilmente entendible una decisión que vaya en contra de la generación de puestos de trabajo y de la reapertura de la planta", ha manifestado Bilbao.

El diputado general ha dicho que la reanudación de la actividad de Edesa representaría "el mejor plan de empleo" para la comarca de Nerbioi-Ibaizabal, en un momento en el que la creación de puestos de trabajo es prioritaria para las instituciones.

La oferta del grupo Ecomac, una de las seis que aspiran a adjudicarse las plantas de Fagor Electrodomésticos, planteaba inicialmente una inversión global de entre 6,5 y 7 millones de euros para recuperar la actividad industrial de las instalaciones de Basauri y la creación de 113 empleos directos y 60 indirectos en la comarca de Nerbioi-Ibaizabal.

El presidente de Ecomac, que ha confirmado que su grupo ha mejorado la oferta de adquisición de Edesa, aunque ha rehusado revelar detalles sobre la nueva propuesta, ha expresado la intención de su compañía de "reflotar" la planta de Basauri, de la que ha dicho que representa "una compañía y una marca muy potente", y reincorporar a sus trabajadores.

Mas ha explicado que su grupo ha constituido una sociedad dedicada la búsqueda de proyectos de inversión en el País Vasco -financiados con capital de países sudamericanos, sobre todo de Chile-, lo que además enlaza con la estrategia de la Diputación foral de internacionalizar compañías vascas.

El representante de este grupo inversor ha explicado que confían en crear en Euskadi un área industrial, aprovechando sobre todo las oportunidades de negocio que ofrece el mercado inmobiliario, pero también el mundo financiero, comercial agrícola y de la energía.

Ha expresado su deseo de "contribuir", como mínimo con el "pequeño grano de arena" que supondría la reapertura de la planta de Basauri, a recuperar la economía vasca.