Munich. BMW amenazó este martes con dar marcha atrás con su plan de construir una nueva planta de ensamblaje en Brasil si nuevas regulaciones del gobierno le impiden armar autos en forma rentable.

"No iremos a Brasil para perder dinero", dijo a periodistas el jefe de producción, Frank-Peter Arndt, en los pasillos de la conferencia de prensa anual de la marca.

El plan anunciado por la empresa es construir la fábrica en el estados de Sao Paulo o en el de Santa Catarina.