Fráncfort, Alemania. El grupo automovilístico alemán BMW, integrado por las marcas BMW, MINI y Rolls-Royce, batió de nuevo este año las cifras de ventas en el primer trimestre del año, al mejorar 8,7%, y en marzo, por la demanda en China.

BMW informó este miércoles que aumentó sus ventas en el primer trimestre del año 8,7%, hasta 487.024 unidades, mientras que en marzo vendió la cifra récord para un único mes de 212.908 vehículos, 11,3% más que en igual mes de 2013.

Las ventas de la marca BMW aumentaron en el primer trimestre 12,3%, hasta 428.259 unidades, mientras que las de MINI cayeron 12,5%, hasta 57.868.

Asimismo, BMW vendió entre enero y marzo 897 unidades de Rolls-Royce, 39,7% más.

"Es la primera vez en la historia de la compañía que se vendió más de 200.000 vehículos en un mes", declaró el director de Ventas de BMW, Ian Robertson.

"Pese a la incertidumbre económica, experimentamos una continuada mejora en todas las regiones. Las ventas de la serie BMW X han sido particularmente fuertes", añadió Robertson, quien apostó por el éxito del nuevo BMW X4, que saldrá al mercado en julio.

El fabricante alemán de vehículos de lujo mantuvo las ventas entre enero y marzo en Alemania (0,5%, hasta 64.183 unidades), mientras que las incrementó en EEUU (2,6% hasta 81.034) y sobre todo en China (25,4% hasta 107.951 unidades).

BMW también mejoró las ventas en el primer trimestre en Japón (26%) y en Brasil (50,8%).