Munich. La alemana BMW espera que el lanzamiento de nuevos modelos, como el compacto Serie 1, impulse sus negocios este año y le permita generar ganancias récord.

La automotriz dijo este martes que las ventas del grupo deberían ascender "muy por sobre" los 1,5 millones de vehículos, con nuevos volúmenes históricos en las marcas de BMW, Rolls-Royce y Mini, ya que presentará al menos seis nuevos modelos este año.

"(El año) 2009 fue el año de la crisis económica. (El) 2010 fue nuestro año de un nuevo comienzo", dijo el presidente ejecutivo, Norbert Reithofer.

"(El) 2011 será nuestro Año de Oportunidades", agregó.

El ejecutivo espera que la utilidad antes de impuestos sobrepase el récord del año pasado de 4.840 millones de euros (US$6.750 millones).

su segmento principal de automóviles espera ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT) equivalentes a más de 8% de los ingresos anuales.

Para el año próximo, BMW no llegó a prometer una mejoría, después de reafirmar su meta de margen EBIT de 8% a 10% para el segmento de automóviles.

"Confiamos en que seremos capaces de mantener nuestros retornos dentro de nuestro rango de meta más allá del 2012", dijo el jefe financiero, Friedrich Eichiner.

Las acciones de BMW caían 5,36% a las 12:32 GMT.

 América Latina. Los analistas han sido críticos de las conservadores metas que se impone la automotriz y aseguran que la firma debería estar elevando sus objetivos en el actual mercado.

Creen que la rentabilidad debería subir en los próximos años por el lanzamiento de las nuevas versiones de sus modelos más vendidos.

"Audi cambió las reglas de juego con su margen del 9,4% el año pasado", dijo un analista del sector la semana pasada.

BMW lanzó su nueva versión de la serie 5 el año pasado y el nuevo diseño de su popular serie 3 se espera para el 2012.

Reithofer dijo que su próximo paso estratégico podría ser "la instalación de nuevas plantas, por ejemplo en América del Sur".