Francfort. BMW, el mayor fabricante mundial de autos de lujo, elegirá a Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, como la sede de su primera planta para ensamblar vehículos en América Latina, según el diario financiero alemán Handelsblatt.

Citando fuentes de la compañía, el diario dijo este miércoles que la junta de supervisión estaba lista para, en diciembre, aprobar planes para armar autos en Sao Paulo "porque todos los proveedores de piezas importantes están allí".

Un portavoz de BMW negó que la compañía ya hubiese elegido el lugar: "Todavía no hay una decisión".

En marzo, BMW había dicho que este año probablemente aprobaría planes para expandir su producción a América Latina, donde Brasil ya es un mercado importante para automotrices de grandes volúmenes como Fiat, General Motors y Volkswagen.

Para BMW, Brasil sigue siendo un mercado en ciernes, en donde espera ventas por 10.000 vehículos este año. La cifra es casi insignificante para una compañía que pronostica volúmenes de más de 1,6 millones de unidades en todo el mundo, pero la compañía quiere expandirse rápidamente en mercados emergentes.

En una reunión general anual de la compañía en mayo, su presidente ejecutivo Norbert Reithofer dijo a los accionistas que Brasil, Rusia, India, Corea y Turquía -BRIKT, por su sigla en inglés- formaban parte de un grupo con un crecimiento dinámico.