El grupo automovilístico alemán BMW, integrado por las marcas BMW, Mini y Rolls-Royce, incrementó sus ventas en los cuatro primeros meses del año un 5,7%, hasta el récord para este periodo de 603.619 unidades.

BMW informó en un comunicado que las ventas de la marca BMW aumentaron hasta abril un 7,1%, (512.000 unidades), mientras que las del Mini cayeron un 1,4% (92.737 unidades).

Las entregas del grupo subieron en el primer cuatrimestre un 6,8%, hasta 155.419 unidades.

Las ventas del grupo BMW subieron en China en abril un 11,4%, en EEUU un 8,3% y en Europa un 2,8%.

El director de Ventas y Marketing de BMW, Ian Robertson, se congratulo de que "hemos logrado el mejor volumen de ventas mundiales para el mes de abril pese a la actual debilidad de algunos mercados automovilísticos en Europa".

Robertson apostó por modelos como la serie 3 Gran Turismo para mantener el éxito.