Fráncfort, Alemania. El grupo automovilístico alemán BMW, que agrupa las marcas BMW, Mini y Rolls-Royce, subió en enero y febrero las ventas hasta el récord de 256.929 vehículos, un 7,1% más que en los mismos meses de 2012, por la demanda de modelos como el BMW X1.

BMW informó este viernes de que también logró un récord de ventas en febrero con 133.630 unidades, que suponen un 4,7% más que en igual mes de 2012.

Las ventas de la marca BMW mejoraron hasta febrero un 9,2%, hasta 222.207 unidades, mientras que las de Mini bajaron un 3,9% hasta 34.391 unidades.

Las entregas en los primeros meses del año subieron en Europa un 7,3% (111.868 unidades), en China un 9% (53.846 unidades) y en Japón un 10% (7.605 unidades).