Buenos Aires. Este lunes la firma alemana BMW confirmó la suspensión temporal de partidas de vehículos con destino a Argentina, debido a las exigencias impuestas por el gobierno del país a las firmas que no poseen fábricas en territorio nacional.

Asimismo, explicó que 240 unidades de un total de 1000 vehículos que se encontraban retenidas en la Aduana de Zárate desde principios de febrero, fueron reexportadas hacia otros destinos de la región.

“Teniendo en cuenta la altísima demanda de otros mercados en América Latina, se han reasignado temporariamente alrededor de 240 unidades hacia otros mercados de importadores de la región”, expresó un comunicado emitido por la firma citado por el medio nacional Clarín

El comunicado precisa que las 700 unidades restantes siguen en la aduana "esperando poder ser despachadas a plaza", por lo que la empresa espera que la situación sea resuelta para emprender el abastecimiento.

Actualmente el gobierno ha tenido dificultades con firmas automotrices de lujo como Jaguar, Volvo, Land Rover y Mercedes Benz debido a su política de incrementar la tasas de importación a las empresas que no posean ensambladoras en territorio argentino.