Francort. BMW espera que las ventas en América Latina, un minúsculo mercado para el fabricante de autos de primera calidad, mantengan su tasa de crecimiento de dos dígitos en el segundo semestre.

En los seis meses hasta junio, las ventas en Latinoamérica aumentaron 85%, a 9.685 vehículos BMW, Mini y Rolls-Royce.

Sin embargo, la región representa sólo una gota en un vaso para el grupo y un 1,4% de las ventas generales.

"Estamos apuntando a nuevas ventas históricas con un sólido crecimiento de dos dígitos en la región", dijo el miércoles el jefe de ventas Ian Robertson en un comunicado.