Sao Paulo. El estatal Banco Nacional de Desarrollo (Bndes) de Brasil aumentará en un 26,6% interanual sus desembolsos en América Latina hasta US$870 millones en el 2011, dijo el martes una ejecutiva de la entidad, consolidándose como el cheque en blanco de la expansión de las constructoras brasileñas en la región.

Con un cartera de crédito tres veces mayor a la del Banco Mundial, el Bndes ha financiado la participación de empresas brasileñas en obras de infraestructura desde el metro de Caracas hasta gasoductos en Argentina e hidroeléctricas en Perú y República Dominicana.

"Podemos hablar de una tendencia creciente en el número de proyectos y operaciones de apoyo a la exportación y también de una diversificación de los destinos", dijo a Reuters la superintendente de Comercio Exterior del Bndes, Luciane Machado.

"El año pasado (2010) el valor de los desembolsos (en proyectos de infraestructura en América Latina) fue de US$687 millones, este año estamos proyectando US$870 millones y el año que viene, basado en el crecimiento de la cartera, esperamos estar en el orden de los US$1.000 millones", añadió en una entrevista telefónica desde las oficinas del banco en Río de Janeiro.

Desembolsos estratégicos. Convertido en una herramienta de política exterior del gobierno brasileño, el Bndes financia exportaciones de bienes y servicios a tasas preferenciales en torno al 7%. Los desembolsos del banco en América Latina han crecido sostenidamente en la última década a tasas de dos e incluso tres dígitos.

"Hemos crecido, pero considerando el conjunto de oportunidades que América Latina ha ofrecido en infraestructura, nuestra participación es todavía muy pequeña". Luciane Machado, Superintendente de Comercio Exterior del Bndes.

Pero el Bndes ha sido criticado por prestar dinero a tasas que algunos consideran subsidiadas y que ofrecen ventajas competitivas a constructoras brasileñas como Odebrecht, OAS o Camargo Correa. Machado dice que es una acusación sin fundamentos.

"Rechazamos tajantemente la afirmación de que ofrecemos con tasas subsidiadas. Trabajamos con tasas internacionales de referencia y lo único que queremos hacer es dar a nuestros exportadores las mismas condiciones de tasas de interés que nuestros competidores para participar en licitaciones", dijo.

Machado dijo que las operaciones internacionales del Bndes no serán afectadas por la decisión de reducir los niveles de operación en Brasil, que busca atraer capital privado inhibido por las condiciones preferenciales de financiamiento ofrecidas por el banco estatal.

"En el exterior participamos con un porcentaje de las exportaciones brasileñas, nuestro nivel de participación en el todo del proyecto es mucho menor, del orden del 80% o 70%. Si aplicáramos alguna reducción tal vez comprometiéramos la viabilidad del proyecto", dijo.

"Desembolsos expresivos". La cartera del Bndes para proyectos de infraestructura en América Latina ronda los US$17.200 millones, el 60% en proyectos aún no aprobados.

La ejecutiva dijo que el Bndes prevé "desembolsos expresivos" en los próximo años en Argentina, donde el banco está financiando proyectos de generación hidroeléctrica y expansión de gasoductos.

En Venezuela el Bndes está involucrado actualmente en la construcción de un astillero de la petrolera estatal Pdvsa y una planta siderúrgica.

En Perú, un país nuevo en la cartera del Bndes, el banco prepara el financiamiento de la hidroeléctrica de Chaglla y de una planta desalinizadora ligada a una mina de fosfato de Bayóvar donde participa la minera brasileña Vale.

El Bndes financia además la construcción de faraónicas carreteras desde el oeste de Brasil hasta puertos de Perú y Chile en el Pacífico, abriendo una puerta a China para las exportaciones brasileñas. Machado dijo que el banco estudia además nuevos proyectos en Nicaragua y Costa Rica.

"Hemos crecido, pero considerando el conjunto de oportunidades que América Latina ha ofrecido en infraestructura, nuestra participación es todavía muy pequeña", dijo.