Río de Janeiro.  Los planes para fusionar las dos minoristas más grandes de Brasil a través de un complejo intercambio de acciones y activos creará grandes beneficios a los accionistas y los consumidores, dijo el jueves un importante funcionario del banco estatal Bndes.

La propuesta patrocinada y dada a conocer esta semana por Bndes de fusionar a Grupo Pao de Acucar y las operaciones en ese país de la francesa Carrefour se justifica por los potenciales puestos de trabajo y los beneficios que podría generar, dijo José Carlos Ferraz, vicepresidente ejecutivo de la entidad crediticia.

"Vemos aquí una muy buena oportunidad para crear empleos y valor, que al final es nuestra misión", dijo Ferraz en Río de Janeiro.

Al conseguir que el Bndes financie la transacción, el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff está esencialmente respaldando al presidente de Pao de Acucar, Abilio Diniz, en un intento por evitar que Casino, socio de la minorista desde 1999, tome el control total de Pao de Acucar.

Casino tiene una opción para elevar su posición en Pao de Azucar a una participación mayoritaria el próximo año.

El Bndes dijo el jueves en un comunicado que no veía la propuesta de fusión como una hostilidad hacia Casino y que creía que todas las partes pueden llegar a un acuerdo negociado en el marco de la ley.