BNP Paribas bajó este viernes sus pronósticos para los precios del crudo Brent y WTI en el 2013, pero dijo que estimaba que los precios del crudo permanecerían altos debido a riesgos de suministro.

Los riesgos para el suministro están muy presentes, y las sanciones contra Irán están teniendo impacto al ir forzando una disminución en la producción y las exportaciones del país, dijo BNP.

"Continuamos esperando un debilitamiento del dólar y una alza del petróleo al tiempo que la Fed comienza a sumar activos a su balance", dijo BNP.

El banco recortó su pronóstico del precio del Brent en US$5 a US$115 el barril y del WTI en US$7 a US$105 el barril.

Los precios del petróleo parecen encaminados a trepar en el cuarto trimestre y alcanzar un tope en el primer trimestre del próximo año antes de volver a retroceder en el segundo o tercer trimestre, dijo BNP en una nota a clientes.

BNP también dijo que estimaba que el diferencial entre el WTI y el Brent se estrechará en el 2013, al tiempo que nuevos oleoductos y capacidad ferroviaria permitirán que el superávit de crudo ligero atrapado en el centro de Estados Unidos se mueva a refinerías en el este del país y en la costa estadounidense del Golfo de México.

A las 10:33 GMT, el Brent cotizaba con un merma de 63 centavos, a US$107,86, y el precio del WTI bajaba 83 centavos a US$85,22.