El banco francés BNP Paribas llegó a un acuerdo con la entidad financiera canadiense Scotiabank, para cederle todas sus actividades de gestión privada en Panamá, Bahamas y las Islas Caimán.

Según BNP Paribas, la operación, que fue anunciada en septiembre de 2009, busca mantener las condiciones óptimas en el empleo local y garantizar a los clientes servicios de calidad con Scotiabank. Asimismo, reforzará las actividades de Scotiabank de banca privada en América Latina y el Caribe, consignó El Financiero.

Tras la reunión del Grupo de los 20 (G-20) en abril de 2009, los bancos franceses habían acordado cerrar sus sucursales y filiales en los países considerados paraísos fiscales por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según la OCDE, las Islas Caimán y las Bahamas están entre los países que aplican el impuesto sobre el estándar internacional en la fecha de abril de 2010, mientras que Panamá se encuentra en la lista de los que prometieron aplicarla, pero no lo han hecho plenamente.