París. BNP Paribas reportó el martes una ganancia neta trimestral inferior a lo previsto, lo que provocó que las acciones del mayor banco de Francia se desplomasen dentro de una ola de ventas generalizada en las bolsas mundiales.

El banco subió levemente su objetivo de rentabilidad al 2020 sobre la base de un fortalecimiento económico en Europa, pero esa revisión fue opacada por las decepcionantes cifras del cuatro trimestre.

La ganancia neta de BNP Paribas bajó a 1.430 millones de euros (US$1.800 millones) en el cuarto trimestre. El resultado se compara con el beneficio de 1.440 millones de euros del mismo período del año previo y con los 1.590 millones de euros previsto en un sondeo de Reuters.

Los ingresos bajaron un 1,2% a 10.530 millones de euros, contra los 10.470 millones de euros proyectados por analistas, pese a que el prestamista subió su dividendo en un 11,9% desde el año pasado a 3,02 euros.

El banco dijo que ahora aspira a un rendimiento sobre el capital (ROE) superior al 10% en 2020, que se compara con el objetivo de 10% que entregó en marzo del año pasado.

A las 1130 GMT, las acciones de BNP perdían un 3,04%, mientras que el índice paneuropeo STOXX 600 se hundía un 7,80%.