Nueva York. La versión más reciente del avión 747 de Boeing Co. (BA) despegó este  lunes por primera vez, con varios meses de atraso.

El nuevo 747-8, el avión comercial más grande fabricado por Boeing, despegó de la pista área de Paine Field, en el norte de Seattle en medio de un cielo nublado.

El gigantesco avión tenía programado cuatro horas de vuelo antes de regresar al aeropuerto adyacente a la fábrica de Boeing en este estado.

En las próximas semanas, otros dos 747-8 se unirán al programa de pruebas de vuelo, el cual se espera dure entre seis y ocho meses.

Los intentos por hacer volar el 747 se han visto llenos de dificultades para la gigante aerospacial de Chicago.

Se esperaba que los envíos del avión comenzaran a finales del año pasado. El avión tiene más de una año de retraso en su construcción y la compañía ya ha indicado que este no es rentable.

El octubre, Boeing asumió una rebaja contable de US$1.000 millones bajo el programa, y no está claro en qué momento el programa comenzará a generar ganancias.