Boeing pronosticó este miércoles que China necesitará 5.260 nuevas aeronaves, valuadas en US$670.000 millones, para los próximos 20 años y espera que el país asiático se convierta en el segundo mayor mercado de aviones comerciales.

La firma estadounidense dijo que los aviones pequeños y medianos, como el Boeing 787 Dreamliner y el 777, representarán una parte significativa de las futuras entregas de China.

Boeing declaró en un comunicado de prensa que el turismo en China también alimentará una fuerte demanda de aviones de cabina angosta, con entregas totales por 3.650 aeronaves para el 2031.

"Esperamos que las aerolíneas chinas experimenten una rápida expansión internacional en los próximos 20 años, con una tasa anual de crecimiento promedio del 8,9%", dijo el vicepresidente de mercadotecnia de Boeing Commercial Airplanes, Randy Tinseth.

Boeing y su rival europeo, Airbus, están enfrascados en una pugna global por participación de mercado y, en algunos casos, han reducido a la mitad los precios de sus aeronaves para impulsar los pedidos.

Boeing elevó previamente su pronóstico para el mercado indio, al decir que necesitará 1.450 aeronaves, por US$175.000 millones, para el 2031.

Airbus, una unidad del grupo aeroespacial EADS, dijo el martes que las aerolíneas globales comprarán aviones por un total de US$4 billones en los próximos 20 años, en busca de modelos más eficientes para contrarrestar los altos precios de los combustibles y satisfacer la demanda en los mercados emergentes.