Río de Janeiro.- Brasil tiene condiciones para liderar investigaciones sobre el uso de biocombustible en aviones para larga escala, afirmó hoy martes la presidenta de la compañía estadounidense Boeing en América Latina, Donna Hrinak.

     "Brasil tiene condiciones para asumir el liderazgo (mundial) en este proceso" de investigaciones con biocombustibles, afirmó Hrinak en una conferencia organizada por la Unión Brasileña de Biodiésel y Bioqueroseno (Ubrabio) en Sao Paulo.

     Boeing, el mayor fabricante de aviones del mundo, cuenta con varios centros de investigación en el mundo.

     En Brasil, a su vez, tiene un acuerdo con la fabricante de aviones Embraer, tercera mayor del mundo y líder regional en el segmento de aviación.

Las dos fabricantes usan un avión bautizado como "Ecodemostrador" para probar sus investigaciones y descubrimientos, con la meta de que el biocombustible pueda ser utilizado en vuelos de larga duración.

     Precisamente, Boeing y Embraer trabajan de manera conjunta en el Centro de Investigación en Biocombustibles de Aviación, creado en 2015 para desarrollar tecnologías que permitan una cadena de biocombustibles sostenibles para el sector.

     Las dos fabricantes usan un avión bautizado como "Ecodemostrador" para probar sus investigaciones y descubrimientos, con la meta de que el biocombustible pueda ser utilizado en vuelos de larga duración.

     Junto con el Laboratorio Nacional de Ciencia y Tecnología del Bioetanol (CTBE) de Brasil, se desarrolla un estudio para la creación de biorefinerías a partir de la caña de azúcar.

     Las investigaciones de Boeing y Embraer forman parte del compromiso de la industria de la aviación para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 50 por ciento para el 2050, en comparación con los niveles de 2005.

     Actualmente, la industria de la aviación genera el 2% de las emisiones de CO2 en el planeta.