Chicago. Boeing analiza nuevos problemas en la fabricación del largamente retrasado 787 Dreamliner, pero el objetivo de la compañía sigue siendo hacer su primera entrega del avión para finales de este año, dijo este martes el presidente ejecutivo de Boeing Commercial Airplanes.

En una teleconferencia con analistas en Nueva York, Jim Albaugh dijo que la nueva complicación se relaciona con la fabricación de la nave y no con sus operaciones.

El segundo mayor fabricante de aviones del mundo confía en que la cuestión será "fácilmente abordada."

"Estamos trabajando arduamente para entrar en servicio", dijo Albaugh.

Boeing ha dicho que espera entregar el primer Dreamliner -una aeronave liviana hecha de un compuesto de carbono que ya lleva más de dos años de atraso- a All Nippon Airways para fines de este año.

Pero la compañía ya ha advertido que la entrega podría extenderse hasta comienzos del 2011.

Boeing tiene 847 pedidos del Dreamliner, pero la semana del 2 de agosto de este año vio una cancelación de 15 aviones.