Brasilia. El ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, recibió en Brasilia a representantes de la constructora estadounidense Boeing para "discutir sobre la asociación con Embraer", una empresa estatal estratégica sobre la cual el gobierno reiteró su intención de conservar el control.

En la reunión participaron cuatro delegados de Boeing y varios más de las fuerzas Aéreas brasileñas, indicó el ministerio en un comunicado.

Según el diario Folha de Sao Paulo, se trata del "primer contacto oficial" entre representantes de Boeing y un miembro del gobierno brasileño desde que se anunciaron las negociaciones para buscar una asociación entre las dos empresas el 21 de diciembre.

El diario agregó que los delegados estadounidenses salieron de la reunión "con una lista de preguntas sobre los aspectos sensibles de la negociación", incluido el programa militar de Embraer.

"El ministro se mostró favorable a una asociación entre Boeing y Embraer, pero considera que el control accionario de la empresa brasileña es una cuestión de soberanía nacional y no será transferida ni irá a la mesa de negociación", agregó el comunicado.

A finales de diciembre, el presidente Michel Temer afirmó que "cualquier contribución del capital extranjero es bienvenida" e igualmente "cualquier acuerdo de asociación", pero "la transferencia del control no está en discusión", según dijo en alusión a las acciones doradas que posee Brasilia en Embraer.

Embraer, nacida como grupo estatal en 1969, fue privatizada en 1994, pero el Estado conservó una "golden share" ("acción de oro") que le permite intervenir en cuestiones estratégicas.

El ministro de Seguridad institucional, Sergio Etchegoyen, afirmó en Rio de Janeiro que era fundamental "proteger el interés nacional", pero "sin ceder a la xenofobia" para "no perder el tren de la historia".

Embraer es el tercer constructor mundial de aviones, con cerca de US$6.000 millones en ventas, y posee una gama de aviones civiles, militares y jets comerciales.