Reuters. Boeing Co reportó su primera pérdida trimestral en casi siete años, golpeado por cargos relacionados con los programas de aviones 787 y 747 y la aeronave cisterna KC-46.

El fabricante de aviones de pasajeros más grande del mundo reportó una pérdida neta de US$234 millones, o 37 centavos por acción, en el segundo trimestre finalizado el 30 de junio. Esto se compara con una ganancia neta de US$1.110 millones, o US$1,59 por acción, del mismo periodo del año anterior.

Las ganancias estructurales, que excluyen algunas pensiones y otros costos, sufrieron una pérdida de 44 centavos por acción, en comparación con las ganancias de US$1,62 por acción del mismo trimestre del año anterior.

La pérdida neta en el último trimestre refleja el impacto de US$3,23 por acción vinculado a un anuncio previo de reclasificación de costos del modelo 787 y a cargos por los programas de su avión cisterna KC-46 y de la aeronave 747, dijo el miércoles la compañía.

Los ingresos de la firma crecieron alrededor de un 1% a US$24.800 millones.

Los resultados reflejan el incremento de las entregas de aviones comerciales de doble pasillo y una mejor rentabilidad en su división de defensa, espacio y seguridad. Si bien los ingresos en la unidad cayeron un 5%, las ganancias aumentaron un 9%.

Los resultados reflejan el incremento de las entregas de aviones comerciales de doble pasillo y una mejor rentabilidad en su división de defensa, espacio y seguridad. Si bien los ingresos en la unidad cayeron un 5%, las ganancias aumentaron un 9%.

Boeing ahora apunta a ganancias de entre US$6,40 y US$6,60 por acción para todo el 2016, por debajo del rango previo de entre US$8,45 y US$8,65.

Las acciones de la firma subían un 1,6%, a US$137, en las operaciones previas a la apertura de Wall Street.