Boeing Co dijo el domingo que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos está investigando un problema con un motor del avión comercial 787 Dreamliner, luego de un incidente ocurrido este fin de semana en el Aeropuerto Internacional de Charleston durante una prueba operacional.

"Aunque la investigación se encuentra en etapas preliminares, no conocemos de antemano ningún problema operacional que hubiera generado preocupaciones sobre la operación de seguridad del 787 en cuanto a los motores GE", dijo Marc Birtel, portavoz de la compañía.

General Electric, fabricante del motor GEnx, también está involucrado en la pesquisa, indicó Boeing.

Escombros del motor del nuevo Dreamliner cayeron el sábado sobre la pista de aterrizaje y al césped durante la prueba previa a los vuelos, lo que provocó un incendio en el aeropuerto, reportaron los diarios The Post y Courier en su sitio en internet.

El avión comercial es el último en haber sido construido en las instalaciones de Boeing en North Charleston, en Carolina del Sur, dijeron los reportes.