La Paz. En abril de 2010, el Ejecutivo cobró a su favor una primera boleta de US$18 millones de Jindal Steel Bolivia (JSB) con el argumento de que la empresa habría retrasado sus inversiones en el Mutún y pidió renovar el compromiso de inversión con una segunda garantía, misma que fue entregada en mayo de 2011.

“Esta boleta se puede ejecutar no sólo por incumplimiento de inversión, sino también por la falta de renovación. La boleta tendría que estar renovada hasta el 30 de este mes o se la ejecutará”, informó el director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Minería y Metalurgia, Juan Carlos Carrasco.

Al respecto, el Contrato de Riesgo Compartido suscrito entre Jindal y la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) establece que las garantías serán renovadas  anualmente, con una anticipación de al menos 30 días calendario a su vencimiento.

La vigencia de la última boleta, que tiene también un valor de US$18 millones prescribe el 1 de mayo.

Se envió un cuestionario a la dirección de comunicación de JSB para conocer la posición de la empresa respecto al tema, pero no se obtuvo ninguna respuesta.

“Existe preocupación en todo el directorio de la ESM y en su presidente (Sergio Alandia), porque aún no hemos recibido ninguna comunicación de Jindal sobre la renovación de la boleta”, detalló Carrasco.

Verificación. El 1 de abril se cumplió el plazo para que Jindal concrete la inversión de US$600 millones comprometida para los dos primeros años del proyecto de industrialización del Mutún.

Dos auditorías cuantificarán esta ejecución de recursos.“La ESM contrató a la firma Delta Consult SMS Bolivia (la que realizó también la primera auditoría a la firma india) para realizar la auditoría a las inversiones de Jindal. La contratación de la auditoría por parte del Directorio de Riesgo Compartido (a cargo de JSB) también está en proceso”, recordó Carrasco.

La estatal siderúrgica, sostuvo, prevé que los resultados de la verificación que impulsa la ESM se conozcan hasta “el 15 de abril” y los resultados del estudio patrocinado por Jindal “hasta fines de este mes”.

“Si la auditoría comprueba que se invirtieron los US$600 millones no se ejecutará la boleta, pero —si los resultados se demoran en conocer— la boleta podría ejecutarse por la falta de renovación. Esperamos que la Jindal renueve la boleta para que el proyecto siga avanzando y no tenga problemas ni dificultades”, insistió.

En caso de que JSB haya cumplido con la inversión deberá depositar ya no una boleta, sino una póliza de US$27 millones para garantizar la inversión de US$900 millones prevista entre el tercer y quinto año del proyecto .

Comisión fiscal visitó el Mutún. Avance. El martes y el miércoles, una comisión conformada por dos diputados del MAS y un representante del Ministerio de Minería visitaron el Mutún para verificar el avance de obras en el proyecto siderúrgico de Jindal.

Necesidad. Luego de observar los trabajos realizados en el yacimiento de hierro, la delegación “pudo constatar, gracias a un informe técnico, las necesidades y requerimientos de gas para las diversas plantas” que conforman el complejo siderúrgico, informó Jindal.