La Paz. Casi la mitad del parque automotor actual en Bolivia, es decir el 46%, tiene una antigüedad de 10 a 19 años (son modelos fabricados entre 1991 y 2000), según los datos del Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT).

La base de datos del RUAT indica además que el 24% tiene una antigüedad de 20 a 29 años y corresponden al período 1981-1990. El 20% tiene 9 años y son modelos 2001-2010. El 8% tiene de 30 a 40 años y corresponde al período 1970-1980. Finalmente, el 2% tiene más de 40 años y son modelos de 1969.

La directora ejecutiva del RUAT, Nancy Flores informó que durante los años 2010 y 2011 se inscribieron en los municipios un total de 83.366 coches.

Según el registro del RUAT, los modelos más antiguos están en La Paz y Cochabamba. En la urbe paceña el 33% tiene de 30 a 40 años y en Cochabamba el 23% son de 1969. El 34% en La Paz son modelos 1970-1980 y en Cochabamba el 24%.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la Confederación de Choferes de Bolivia, Franklin Durán, indicó que el 95% de los coches del transporte público tienen una antigüedad mayor a los 12 años en todo el país, según datos de un censo que efectúo la organización. El sector está conformado por 168.000 afiliados, entre propietarios, asalariados y choferes pasivos.

El 19 de junio, el gobierno dispuso la derogatoria del artículo 12 del Decreto Supremo 890 que ordenaba sacar de circulación desde el 2018 a los carros de servicio público con más de 12 años de antigüedad. También fueron anulados de la norma los artículos 6 (inciso c) y 7.

El ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, informó a La Razón que “el efecto de una modernización rápida es socialmente insostenible. Por ello, es que se ha establecido que los motorizados deben someterse a una revisión técnica para dar seguridad a los pasajeros”, manifestó.

Para la renovación de sus motorizados, la Confederación de Choferes pide incrementar las tarifas del transporte público para que les permita cubrir las inversiones que realicen, además para que el Ejecutivo encamine créditos bancarios con bajas tasas de interés y una garantía para que los transportistas puedan trabajar en una línea al menos por 15 años. “Debe haber tarifas según a la inversión que uno va a hacer. El promedio del pasaje es de Bs 1,50. Para pagar un coche nuevo que vale entre $us 70 u 80 mil, necesitaríamos 10 años para recuperar la inversión, sin contar la cuota inicial de $us 20 mil”, expresó Durán.

Delgadillo explicó que según establece la norma, las tarifas y las concesiones para trabajar por cinco años en una línea se definirán con los go- biernos municipales bajo la nueva Ley General del Transporte.

“No trataremos de forma inmediata la renovación de los motorizados, pero reforzaremos el cumplimiento de estándares (de calidad) y la periodicidad de revisión técnica vehicular. Se verificará la compatibilidad entre el instrumento de trabajo con las condiciones mínimas de calidad y seguridad, ya que los choferes dicen que el auto puede ser antiguo, pero que fue modernizado en sus partes”, señaló.

Delgadillo informó que se establecerá un Sistema Integral de Transporte que comprende: la instalación de talleres especializados para la revisión técnica; el establecimiento de parámetros de calidad y seguridad, como el instituir una frecuencia diurna y nocturna; el cumplimiento de rutas, horarios y frecuencias que debe ser acatada por los choferes.

El gobierno pondrá talleres especializados y certificados que realicen la revisión técnica vehicular para el transporte público, con el objetivo de que los motorizados autorizados estén en condiciones de operar.

El ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, informó que todavía está en análisis si dichos talleres serán públicos o privados. “La propuesta de la nueva Ley (General de Transporte) y el decreto establece que se constituirá un Sistema Integral de Transporte que comprende talleres especializados certificados para la revisión total de los vehículos”.

Al respecto, el secretario de la Confederación de Choferes de Bolivia, Franklin Durán, planteó que se levante un registro de los talleres mecánicos a los que acuden y les emitan una autorización, previa evaluación “para que asuman la corresponsabilidad de un desperfecto o un accidente”.

El secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Choferes de La Paz, René Vargas, propuso que “cada sindicato de transportistas tenga un taller de mantenimiento para efectuar la revisión técnica de los coches cada 15 días”.

Delgadillo añadió que dicho sistema de revisión de los motorizados definirá estándares de calidad y periodicidad de los controles.“Es decir, que las movilidades antiguas deberán realizar la revisión más seguido. Entonces, un vehículo nuevo podría efectuar la revisión una vez al año y una antigua cuatro vez al año, lo que deberá ser reglamentado en la nueva norma”.

Durán añadió que para la reparación de los motorizados el Ejecutivo podría habilitar una zona franca en cada departamento, “que permita a los importadores traer repuestos y estemos liberados de impuestos o sino crear cooperativas departamentales que suministren repuestos al sector con la liberación de impuestos”.

En este sentido, el ministro señaló que el Gobierno está dispuesto a analizar cómo apoyarlos.