La Paz. Un acuerdo para exportar una partida adicional de 30.000 toneladas (t) de arroz puso fin anoche a un conflicto que duró ocho días entre el gobierno y los productores arroceros del Norte Integrado de Santa Cruz.

El lunes 5, los productores de arroz tomaron seis campos petroleros exigiendo al gobierno una mejora en el precio del grano o la exportación de los excedentes por la sobreoferta existente en el mercado interno.

Tras haber sostenido una prolongada reunión, que duró alrededor de ocho horas, los arroceros aceptaron un proyecto de decreto supremo que les presentó el gobierno.

El lunes 19 volverán a reunirse para afinar algunos detalles sobre la reglamentación, explicó anoche el dirigente del sector, Florencio Orcko Suna.

Para que se haga efectiva la exportación de estas 30.000 t, Orcko explicó que primero se agilizará la venta de unas 25.000 t de una anterior partida.

“Esas 25.000 t vamos a agilizar para los ingenios que estaban colapsando de arroz y puedan exportar de manera inmediata”, explicó el dirigente y agregó que “la otra exportación, de las 30.000 t aprobadas por el gobierno, es exclusivamente para nosotros”.

El decreto presentado por el gobierno establece un “fideicomiso de hasta US$20 millones” para ventas grandes al Estado y fija, a la vez, “un mecanismo de exportación condicionada”. 

Se intentó contactar al Ministro de Gobierno, pero su edecán dijo que se encontraba en una entrevista.