La Paz. Bolivia dijo que sus reservas probadas de gas natural cayeron a 9,94 billones de pies cúbicos al 31 de diciembre de 2009, desde 12,8 billones cuatro años antes, aunque aseguró que garantizaba el cumplimiento de contratos de exportación a Argentina y Brasil.

La petrolera estatal YPFB dijo que la certificación hecha por la firma estadounidense Ryder Scott estableció también que, sumando los yacimientos probables y posibles a 2009, las reservas llegaban a 19,92 billones (TCF por su sigla en inglés).

Antes de un cambio de metodología internacional de medición aplicado desde 2005, Bolivia había anunciado reservas probadas de 26,7 TCF a diciembre de 2004, entonces las segundas de Sudamérica, tras Venezuela.

"Queremos señalar de manera contundente que Bolivia cuenta con las reservas de gas necesarias para cubrir la demanda interna y los contratos de exportación", dijo el presidente de YPFB, Carlos Villegas, presentando el nuevo informe en la ciudad de Santa Cruz, según despachos radiales.

La presentación estaba demorada desde mediados del año pasado, cuando YPFB dijo que el trabajo de Ryder Scott debía ser sometido a análisis.

Villegas apuntó que Bolivia debe exportar máximos de 30 millones de metros cúbicos de gas por día (mmcd) a Brasil hasta 2019 y de 27,7 mmcd a Argentina hasta 2026, además de atender un consumo interno que de unos 15 mmcd.

Esos compromisos suman 14,8 TCF hasta el 2026, considerando inclusive una hipotética ampliación del bombeo a Brasil, que "están plenamente cubiertos" con las reservas probadas a 2009 y varios hallazgos posteriores, dijo.

El presidente de YPFB no comentó un informe divulgado esta semana por el diario local La Razón, sobre que los hallazgos de gas en Bolivia en 2010 habrían sumado 5,2 TCF.

En cambio, destacó que la industria petrolera boliviana -YPFB y sus contratistas extranjeras, entre ellas Petrobras, Repsol y Total- tienen previsto invertir US$9.351 millones en el próximo quinquenio para aumentar la producción de gas a 75 mmcd desde los 46 mmcd actuales.

"Yo titularía de la ficción a la realidad, porque (...) Bolivia ha vivido una ficción pensando que íbamos a abastecer a todos, que íbamos a constituirnos en centro energético regional", comentó Villegas.

"Ahora tenemos una certificación (y) ese resultado nos lleva a tener los pies en la tierra, lo que quiere decir primero que la certificación nos permite cumplir los compromisos que tenemos: el mercado interno y el contrato con Brasil 100% asegurado, el contrato con Argentina igual", añadió.

Pero el analista energético Hugo del Granado desconfió de las nuevas cifras oficiales y pronosticó que las reservas bolivianas de gas podrían agotarse en diez años.

"Estos 9,94 TCF sólo son para 10 años, lo que desahucia toda iniciativa de industrialización (...), el problema es que los inversores miran el horizonte de 20 años", dijo a radio Erbol.

Según un informe oficial divulgado en febrero, el volumen del gas natural exportado por Bolivia a Argentina y Brasil creció en  2010 a un promedio 32 millones de metros cúbicos diarios, o  18,5% por ciento más que el año anterior.

El valor de esas ventas se disparó en casi 42%, a 2.797 millones de dólares en el 2010, por el repunte de los precios internacionales de los hidrocarburos.

La Cámara Boliviana de Hidrocarburos dijo la semana pasada que Venezuela tiene la mayor reserva probada de gas en Sudamérica, con 200 TCF, seguida por Perú con 16 TCF, Argentina 13,2 TCF y Brasil 12,9.