La Paz. El gobierno de Bolivia advirtió este viernes sobre la inminente quiebra de la estatal Empresa Minera de Huanuni como consecuencia de la huelga general indefinida convocada por la Central Obrera Boliviana (COB), que acatan los trabajadores de esa entidad por quinto día.

El ministro de Minería, Mario Virreira, lamentó la situación crítica de la minera estatal, pues dijo que hasta el momento, por los días no trabajados, la empresa arrojó pérdidas de por lo menos US$2,5 millones, y se prevé que más adelante su situación se vuelva insostenible.

De acuerdo con el detalle del informe del Ministerio de Minería, en enero pasado Huanuni registró una utilidad de US$3,8 millones, pero en febrero registró un déficit de US$1,15 millones.

En marzo, la minera logró un superávit de US$1 millón, pero para mayo se proyecta un déficit mayúsculo, pues hasta ahora acumula más de dos millones de dólares en pérdidas.

"Si se prolonga esta declaratoria de huelga, con toda esta situación económica que tiene la empresa para fin de mes, vamos a tener una situación insostenible para nuestra empresa, es decir quiebra total de la empresa", dijo Virreira.

La advertencia de bancarrota fue manifestada por Virreira en una conferencia de prensa conjunta que realizó con el presidente Evo Morales y el ministro de Economía, Luis Arce, en el Palacio Quemado, sede de operaciones del gobierno boliviano.

Por su parte Morales lamentó que las movilizaciones que vienen realizando los trabajadores mineros del distrito minero de Huanuni hayan llevado al déficit de la empresa estatizada.

Morales ratificó que la huelga en demanda de la modificación a la Ley de Pensiones está poniendo a la empresa en situación de quiebra, y anticipó que el Estado no dará ningún apoyo económico para revertir una situación de caos económico.

"Con los datos que nos dan, la empresa minera de Huanuni está en quiebra, y quiero que sepan también los compañeros mineros de Huanuni que no va a haber ni por fideicomiso otro aporte para la empresa", indicó Morales.

"No es posible que se paren las actividades sabiendo que están en déficit, por día de paro se pierden US$500.000, en cuatro días de paro ya van US$2 millones", agregó el presidente.

Asimismo, Morales resaltó que hace algunos años la actividad minera sostenía la economía nacional y en la actualidad Bolivia sostiene a la actividad minera. En ese sentido, el mandatario advirtió que el gobierno no invertirá más dinero en la estatización de nuevos centros mineros.

"¿Para qué vamos a estatizar nuevos centros mineros si no van a rentar a Bolivia, si no van a mantener a Bolivia, para qué nacionalizar nuevas empresas?", se preguntó el gobernante.

En tanto, el ministro de Minería dijo que el tratamiento salarial en Huanuni es "bastante expectable", pues 227 trabajadores ganan un salario mayor al del presidente Morales.

Además, denunció que los dirigentes mineros de Huanuni se han declarado en comisión ante el Ministerio de Trabajo, para dedicar su tiempo exclusivamente a representar sindicalmente a los trabajadores mineros, pero continúan percibiendo sus salarios actuales.