La Paz. Si la empresa canadiense Atlas Precious Metals no presenta una propuesta satisfactoria para reactivar la planta de Karachipampa, el gobierno podría ejecutar la boleta de garantía por US$900.000, informó el ministro de Minería de Bolivia, José Pimentel.

La autoridad boliviana señaló que “queremos que (Atlas) nos diga claramente cuál es la perspectiva con la que están viendo el proyecto porque si no llega el plazo (del contrato), vamos a tener que ejecutar la boleta de garantía y naturalmente disolver el contrato; queremos ganar tiempo con una posición de la empresa”.

Recordó que el plazo del contrato vence en junio del próximo año, pero “por lo que se ha avanzado (a la fecha en el proyecto) no se va a cumplir ese plazo”, dijo.

El origen de la planta se remonta a 1985, cuando con créditos alemanes y belgas por US$200 millones se construyó una fundición para procesar plomo y plata. Sin embargo el proyecto no funcionó, pues Bolivia no tenía el nivel de producción requerido para transformar ambos metales.

En 2008 Atlas asumió el proyecto, con la idea de reconvertir la fundición para que además pueda procesar zinc. Y además planteó la idea de construir otra planta para la obtención de ácido bórico.

El ministro de Minería sostuvo que han señalado a los representantes de la empresa que “nos planteen un cronograma alternativo que satisfaga nuestra preocupación ya que esa planta (la de plomo y plata) puede funcionar casi de inmediato”.

Añadió que la fundición de zinc no será concluida en el plazo estipulado en el contrato, señaló La Razón.

Por otra parte, mientras la firma india Jindal insiste en la necesidad de ejecutar las boletas de garantía como parte de la negociación sobre la vigencia del contrato de explotación del yacimiento de hierro del Mutún, Pimentel puntualizó que la ejecución de las boletas por US$18 millones está reglamentada en el contrato y el Estado “no la va a revisar”.

“La carta que mandó Jindal a la ESM (Empresa Siderúrgica del Mutún) plantea como punto de discusión ese tema y lo hemos rechazado”, dijo.