La Paz.- Con más de 10 millones de toneladas de litio, Bolivia se consolida como el país con las mayores reservas de ese metal en el mundo, afirmó este viernes el viceministro boliviano de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú.

"El salar de Uyuni es la reserva más grande de litio del mundo; se estima en más 10 millones de toneladas. Seguramente en los próximos meses ratificaremos la supremacía porque tendremos la información oficial de una empresa norteamericana que está haciendo el estudio y está pronto a concluir", afirmó Echazú en entrevista con la radio estatal.

Echazú consideró que en las reservas de 10 millones de toneladas de litio en Bolivia, calculadas hace años por una agencia francesa, sólo se toma en cuenta la primera capa del salar, es decir, a una profundidad de cinco metros.

"Si se hace el análisis a más profundidad, seguramente tendremos mejores resultados y por tanto las reservas se incrementarán", explicó.

El gobierno boliviano apuesta que la certificación de reservas de litio, que elabora una empresa estadounidense y que estará lista antes de finales de este año, ratificará a Bolivia como la mayor reserva de ese metal en el mundo.

La certificación sólo se realiza al 25% del salar, ya que la elaboración de un estudio a toda su extensión es muy complicado, debido a la gran dimensión de ese desierto salado.

Por su parte, el gerente de Yacimientos del Litio Bolivianos, Juan Carlos Montenegro, dijo en entrevista a Xinhua que Bolivia tiene varias ventajas para comenzar a explotar y exportar el litio, luego de un proceso de varios años de trabajo.

Montenegro mencionó un plan piloto con importantes resultados, el proceso de industrialización que desarrolla su gobierno, la pronta certificación a Bolivia como la mayor reserva de ese metal en el mundo y el menor costo en la explotación de litio por estar en salmueras (ríos y lagos), a diferencia de Perú, donde este recurso se encuentra en rocas.