El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$122 millones para Bolivia, a fin de ampliar y modernizar el tramo Montero-Yapacaní de la carretera Santa Cruz-Cochabamba, un segmento de 69,7 kilómetros del crucial Corredor Este-Oeste.

Se estima que unas 200.000 personas resultarán directamente beneficiadas por la construcción de la carretera de doble vía desde Montero a Yapacaní, incluyendo productores establecidos entre Santa Cruz y Cochabamba que transportan sus bienes por carretera. Este segmento se encuentra en el departamento de Santa Cruz y cruza los municipios de Montero, Portachuelo, Buena Vista, San Carlos y Yapacaní.

La ampliación del tramo Montero-Yapacaní del Corredor Este-Oeste para convertirlo en una carretera de cuatro vías, fue declarada prioridad nacional en virtud del intenso tránsito que por ella circula, cercano a los 9.000 vehículos por día.

Más de 20% de éstos son camiones que transportan soja, yuca, maíz, caña de azúcar y arroz, entre otros productos. El proyecto incluirá normas de seguridad y desvíos en torno a los municipios más densamente poblados.

“Debido a factores geográficos y de otra índole, el comercio exterior de Bolivia depende principalmente del transporte por carretera”, dijo René Cortés, jefe del equipo del proyecto del BID.

“El Corredor Este-Oeste es la carretera más transitada de Bolivia y por él se desplaza la mayor parte de la carga del país. Constituye la conexión entre las ciudades bolivianas más importantes con Chile y Perú hacia el oeste y con Brasil hacia el este”, agregó.

Se prevé que el proyecto mejorará la utilidad del segmento y el acceso a éste, y que para 2017 habrá reducido cerca de un tercio la duración de los viajes y 15% los accidentes.

Los principales elementos del proyecto son obras civiles, seguridad vial, supervisión técnica y ambiental, viabilidad social y administración del proyecto.La red vial de Bolivia tiene una extensión de 74.831 kilómetros, de los cuales se hallan pavimentados alrededor de 4.800 kilómetros.

El financiamiento del BID consiste en un préstamo de US$97,6 millones, a 30 años, con recursos del capital ordinario del Banco y un período de gracia de seis años a una tasa de interés fija y US$24,4 millones del Fondo para Operaciones Especiales, en condiciones concesionales con un plazo de 40 años y 0,25% de interés.