La Paz. El gobierno informó que este año importará unas 240.000 toneladas (t) de trigo porque la producción interna no abastecerá la demanda interna de 600.000 t.

Para la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), el hecho se debe a la sequía que causó la reducción de la superficie cultivada de 120.000 a 70.000 hectáreas.

El coordinador del Programa Nacional de Apoyo a la Producción de Alimentos (PASA), Remy González, explicó que el gobierno realizará la importación del cereal desde la Argentina.

“Estamos haciendo la importación del 40% (y) estamos hablando de unas 240.000 toneladas de trigo que se va a necesitar. Yo les había manifestado que para este año nosotros pensábamos cubrir el 100% (de la demanda interna), pero a veces no salen las cosas como se planifica por diferentes factores económicos y climatológicos”.

Por su parte, el presidente de Anapo, Demetrio Pérez, reveló que la importación de trigo anunciada por el gobierno se debe a que la superficie sembrada en la campaña de invierno cayó de 120.000 a 70.000 hectáreas (ha) en este año.

Es decir, hubo una caída del 41,66% con relación al año 2010 a raíz de la sequía en la temporada de cultivo.

Según datos de la Anapo, la demanda interna de trigo asciende a 600.000 t, pero la producción sólo alcanzará a 140.000 t, lo que quiere decir que existe un déficit de 460.000 toneladas que deberán ser importadas por el gobierno “para evitar un desequilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado”, dijo Pérez.

Sin embargo, González indicó que el Órgano Ejecutivo sólo importará unas 240.000 t de trigo.

Pérez declaró que muchos productores de los municipios de Pailón, Cuatro Cañadas y San Julián, zonas consideradas productoras de trigo, dejaron de cultivar este grano a raíz de la falta de lluvia en la temporada de siembra.

“Esto sin lugar a dudas afectará de manera significativa en la oferta de harina en el mercado nacional”.

En criterio de González, el presupuesto que se destinará para la importación de trigo estará determinado por la negociación que se sostendrá con los proveedores de la Argentina.

El representante de Anapo pidió al gobierno invertir en la investigación científica que permita desarrollar un grano más resistente a la sequía y manifestó que el sector productivo requiere de una seguridad jurídica para incrementar la producción de trigo.

Presentarán una nueva variedad. El gerente general de Anapo, Gilberto Aguanta, anunció que este viernes, con motivo del Día Nacional del Trigo, se lanzarán tres nuevas variedades de semilla como el Motacú y Atas que son resistentes a las enfermedades comunes como la pericularia, que reduce el rendimiento del cultivo de trigo.

El evento se realizará en el municipio de Okinawa 1, región ubicada al norte de Santa Cruz.

El trigo cuesta más en Argentina. El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Demetrio Pérez, explicó que la importación de trigo desde la Argentina llegaría a costar unos US$500 la tonelada (t), el cual está determinado por el precio en el mercado internacional.

La cifra es mayor a la tonelada de trigo que se oferta en el mercado interno que oscila entre US$420 a US$450.

“En Argentina estaría (costando) US$370 más o menos (la t de trigo) sin contar la logística, o sea, el transporte, los impuestos y una serie de cosas (como) el carguío (y) descarguío. Con logística llega más o menos a unos US$450 (ó) US$500 y está en función del precio internacional en cuanto a cotización”, afirmó.

Pérez aseguró que por los problemas del clima a nivel mundial existe una tendencia al incremento del precio del trigo en los mercados, “peor aún si en los países principales o en todo país en el mundo los gobiernos no hacen inversiones en el sector productivo”.