La Paz. El gobierno boliviano aprobó un fideicomiso por Bs 38 millones (US$3,5 millones) con el objetivo de repoblar y fomentar la ganadería en el norte de La Paz y en las regiones aledañas al lago Titicaca.

Los fondos serán administrados por el Banco de Desarrollo Productivo (BDP), y los municipios beneficiados con la otorgación de estos préstamos serán: Apolo, San Buenaventura, Ixiamas (norte de La Paz) y Achacachi, Batallas, Huarina, Huatajata (zona lacustre), entre otros.

En el norte del departamento de La Paz se cría ganado bovino fundamentalmente para la producción de carne, mientras en las regiones aledañas al lago Titicaca (altiplano) domina la industria de la producción lechera.

La ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, dijo en rueda de prensa que con esta medida el Gobierno busca apoyar a los productores de carne vacuna y de leche para el repoblamiento del hato ganadero.

A modo de ejemplo, explicó que el 80% de la población estimada de ganado bovino en el país se concentra en los departamentos de Beni y Santa Cruz mientras el restante 20% se distribuye entre las regiones de La Paz, Cochabamba,

Chuquisaca, Tarija y Pando. Bolivia tiene aproximadamente 7.000.000 de cabezas de ganado vacuno. De los nueve departamentos, el mercado paceño es el que más demanda carne vacuna. Beni y Santa Cruz son sus principales proveedores, aunque también se abastece de los productores del altiplano sur paceño.

“Como Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras queremos incentivar a nuestros productores con el único fin de apoyar la seguridad con soberanía alimentaria para nuestra población boliviana”, sostuvo la ministra Achacollo.

Respecto al fideicomiso, la funcionaria explicó que el Banco de Desarrollo Productivo (BDP) administrará los recursos para los préstamos a los productores. Mientras, el control y la fiscalización sobre el manejo de estos recursos estará en manos del ministerio, complementó.

Los cinco ejes del programa. El Programa Nacional de Fomento y Desarrollo Pecuario de Carne y Leche y tiene cinco componentes: el poblamiento y repoblamiento de ganado, mejoramiento genético de ganado bovino, infraestructura productiva de apoyo a la ganadería, asistencia técnica, capacitación y producción de forraje.