La Paz. El viceministro de Defensa Social de Bolivia, Felipe Cáceres, advirtió este miércoles que la  erradicación de coca ilegal es una tarea que no se negocia y en la que no está en discusión temas ideológicos o político-partidarios, sino que es una labor enmarcada en la política de Estado de lucha contra el narcotráfico.

Cáceres, el zar antidrogas del país, hizo esa advertencia después de un día de haberse registrado un enfrentamiento entre efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y cocaleros de la Central Inicua del Sindicato Marimonos, ubicada en el municipio de Palos Blancos, en el que resultaron heridas al menos 36 personas en ambos frentes.

“Hay una intransigencia (en los cocaleros de Palos Blancos), dicen; ‘haber compañero, ¿quién está en el Gobierno? el MAS. Yo soy afiliado del MAS, por tanto usted tiene que respetarme el cato (extensión 40 x 40 m) de coca’. (Eso es) falso acá temas político-ideológicos partidarios no están en discusión”, declaró Cáceres.

“Hay una intransigencia (en los cocaleros de Palos Blancos), dicen; ‘haber compañero, ¿quién está en el Gobierno? el MAS. Yo soy afiliado del MAS, por tanto usted tiene que respetarme el cato (extensión 40 x 40 m) de coca’. (Eso es) falso acá temas político-ideológicos partidarios no están en discusión”, declaró Cáceres a Erbol.

La autoridad, sin embargo, hizo notar que el Ejecutivo prefiere reunirse con las bases cocaleras y no con sus dirigentes sindicales, debido a que cuando se explica a los afiliados, con el compromiso de financiar proyectos productivos en la zona, “la gente acepta con mucho agrado”.

Narcotráfico. Después de afirmar que no habrá pausa en la erradicación de la coca ilegal, pese a los enfrentamientos que puedan registrarse, Cáceres aseguró que para el Gobierno “la lucha contra las drogas no es política, (sino) la lucha contra el narcotráfico es política de Estado, por tanto no se va a negociar”, ni siquiera si se trata de personas que pertenecen al Movimiento Al Socialismo (MAS), partido en función de Gobierno.

“(La tarea de erradicación) es una muestra clara de que la lucha contra las drogas (en el país, se va a dar) caiga quien caiga. Que se afecte comunidades que son del MAS, definitivamente este tema no está en discusión”, declaró Cáceres.

Cuando se le consultó si la producción de coca ilegal estaría destinada a la actividad del narcotráfico, el viceministro respondió: “No hay otra explicación, esta gente no está afiliada de manera orgánica ni a Cofecayna ni a Adepcoca, que son las instancias legales de comercialización de coca. Además, no tienen carnet de productor, en este Gobierno estamos otorgando el carnet al biométrico para tener un control más eficaz, más efectivo. Pero esta gente, ¿dónde va a comercializarla, dónde lleva? No lleva a ningún lugar”.

Cáceres afirmó que en las zonas de producción ilegal de coca se encuentra a gente que no es del lugar. Incluso aseveró que gente del trópico de Cochabamba se trasladó a Palos Blancos y a Yucumo para plantar coca.

Ilegales. Anunció que después de terminar con la erradicación de coca ilegal en Palos Blancos, donde resta destruir alrededor de 75 hectáreas, los efectivos de la FTC se trasladarán a Yucumo, departamento de Beni, para dar fin a las cerca de 70 hectáreas de cocales que fueron identificadas por Inteligencia. Añadió que es preferible cumplir con esa labor en esta gestión porque para el 2011 puede que crezca la extensión.

Al referirse al uniformado herido de mayor gravedad, el sargento inicial de la Fuerza Aérea Marcelo Lecoña Choque, indicó que en el informe médico recibido no se descarta que el paciente pueda perder un ojo, debido a que la piedra lanzada con una honda le llegó en un pómulo. “De ser así, aquí van a caer los responsables y van a tener que ir a purgar sus penas a la cárcel porque no podemos permitir (esta agresión)”, aseveró.

Admite que los narcos usan niños. El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, admitió ayer que el narcotráfico utiliza a niños en su actividad ilícita. “Sería muy difícil ocultar esto”, dijo.

El 18 de noviembre, el arzobispo de Cochabamba, monseñor Tito Solari, expresó su preocupación porque algunos niños y jóvenes del trópico cochabambino se dedican al narcotráfico. Ayer, Cáceres indicó que la discrepancia con Solari es que generalizó los menores.

Fiscal solicitó la detención preventiva de 13 cocaleros. El fiscal Isabelino Gómez pidió la detención preventiva de 13 de los 15 cocaleros que fueron detenidos el último martes en el municipio de Palos Blancos, tras un enfrentamiento con efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

El pedido de Gómez será analizado hoy en una audiencia cautelar fijada para las 9.30 en el Juzgado Séptimo de Instrucción Cautelar. Los cocaleros están acusados de cometer los delitos de tenencia de armas y hostigamiento, entre otros.

“Una vez que concluyan los actos procesales de la investigación preliminar, será el juez asignado al caso quien determinará la situación de estas personas, entre ellos dos menores de edad”, dijo Gómez.

Los detenidos son Teodocio Mamani Mollericona, Santiago Cáceres Cabezas, Camilo Rodríguez Ramírez, Abraham Gutiérrez Apaza, Carlos Apaza Navia, Mauricio Zapana Quispe, Édgar Machaca, Javier Jáuregui, Ariel Rudy Bautista, Wílmer Cauma, Wilfredo Mamani Huasca, Marialina Huaco, Eleuterio Quenta Quenta y Zacarías Bravo.

El Defensor pide indagar presuntos abusos. El defensor del Pueblo departamental de La Paz, Boris Antezana, pidió al Ministerio Público investigar las denuncias que recibió referidas a abusos de parte de uniformados de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) contra cocaleros de Palos Blancos y la detención de dos menores de edad junto a productores de coca, tras un enfrentamiento con las fuerzas erradicadoras de coca.

Antezana informó que hace un seguimiento de este caso y que estará presente hoy en la audiencia cautelar contra 13 cocaleros que fueron detenidos el último martes en la central Inicua del Sindicato Marimonos de Palos Blancos.

“Hay dos menores de edad (de 15 y 16 años entre los detenidos), hay una normativa que ampara y protege a los menores de edad, no pueden estar encerrados ni en detención. Estamos haciendo las gestiones ante el juez para la liberación de ambos”, declaró la autoridad.

El Defensor indicó que recibió la denuncia de cocaleros en sentido de que los efectivos de la FTC utilizaron gases lacrimógenos y balines contra los cocaleros y que, incluso, los uniformados ingresaron a las viviendas de los productores para detener a personas.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, negó que la FTC haya cometido excesos. Por el contrario, dijo que los cocaleros fueron los que emboscaron a los uniformados y les atacaron con piedras, bombas molotov y dinamitas.

“Indican que no hay lesiones graves (en los cocaleros heridos). Sin embargo, nos han mostrado fotografías de los cuerpos de los detenidos y es otra cosa”, sostuvo Antezana. El Defensor del Pueblo departamental de La Paz agregó que también solicitó un informe a la FTC sobre la acción que siguió contra los cocaleros.