La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó que la venta de gas natural a Argentina, Brasil y el mercado interno creció 36% en enero de este año contra igual periodo de 2012.

Datos de la petrolera boliviana indicaron que en enero último, la comercialización interna y externa del energético sumó 52,32 millones de metros cúbicos por día (MMmcd), contra un volumen promedio de 38,47 MMmcd en igual periodo de 2012.

En ambos años la comercialización cubrió los requerimientos del mercado interno y los compromisos de exportación a Argentina y Brasil con un incremento este año de 13,85 MMmcd, un 36 por ciento más.

El director nacional de Gas Natural de YPFB Corporación, Jorge Sosa Suárez, informó que Brasil consumió este año un promedio de 31,60 MMmcd.

El volumen requerido por el país vecino superó 59% al alcanzado en igual período de 2012, cuando la estatal petrolera comercializó a Brasil 19,87 MMmcd, según YPFB.

"Brasil está requiriendo el máximo del volumen contractual debido a la demanda de la generación térmica, toda vez que tiene bajos volúmenes de agua en sus reservas hídricas. No ha llovido en el país vecino y sus embalses están bajos", explicó Sosa Suárez.

La firma estatal boliviana comercializó a su vez 12,27 MMmcd de gas natural en promedio con Energía Argentina Sociedad Anónima (Enarsa).

"Este promedio considera los dos contratos, es decir, el contrato firme y el contrato interrumpible. En los primeros días, el mercado argentino redujo su demanda de gas natural, sin embargo a partir del 15 de enero aumentó la demanda de Enarsa", añadió el ejecutivo.

El mayor volumen entregado correspondió al domingo 27 de enero, cuando se envió un promedio de 15,41 MMmcd al mercado argentino.

En tanto, el consumo en el mercado interno de Bolivia registró un volumen promedio de 8,45 MMmcd, el cual se destinó a cubrir la demanda de los sectores eléctrico, residencial, comercial, industrial, transporte vehicular, consumidores directos y otros.

Según datos de la estatal petrolera, el miércoles 30 de enero de 2013 se registró el más alto consumo del energético, que representó 9,52 millones de metros cúbicos por día.